El deseo de cualquier propietario es alquilar su piso con tranquilidad, por ello la pregunta que casi todos se hacen cada vez con más frecuencia y con razón, es cómo alquilar un piso de forma segura y tranquila, sin estar pendientes de problemas, y evitando cualquier imprevisto desagradable.

Cómo alquilar un piso con tranquilidad

Uno de los riesgos más comunes a la hora de alquilar un piso es la posibilidad del impago. Para que esto no ocurra hay que elegir el inquilino de manera correcta.

  • Analizar su solvencia

La capacidad de pago de un inquilino depende de lo que gane y de su estabilidad laboral. Por ello debemos de pedir que aporte la documentación correspondiente a sus últimas nóminas y su contrato de trabajo.

  • Investigar si ha dado problemas a otros propietarios

Una manera es consultar los diferentes registros de morosos. También podemos pedirles referencias de otros dueños que puedan tener en otras viviendas alquiladas con anterioridad.

Cómo alquilar un piso de forma segura

Qué garantías podemos pedir para alquilar con seguridad

Lo más aconsejable es pedir 2 meses de fianza para poder compensar los desperfectos que puedan dejar cuando se marchan de la vivienda.

Pero cada vez es más frecuente pedir garantías adicionales como el aval de una tercera persona o un aval bancario.

Existen otros servicios que ofrece PROPIETARIO SEGURO, que funcionan mucho mejor que un seguro de alquiler al uso, ya que garantizamos el cobro del alquiler antes de una fecha concreta de cada mes, sin verse en la burocracia de un seguro de otro tipo más común, con los que se tarda mucho más en cobrar los impagos del alquiler. Con nuestro servicio no hay retrasos, ya que cobras el alquiler antes de la fecha señalada todos los meses.

Sin lugar a dudas esta es la mejor garantía de cobro que puedes tener, y que te va a permitir alquilar tu piso de forma segura y la máxima tranquilidad, a un coste muy asumible.

Pero también debemos de tener en cuenta otros factores a nivel de propietario para poder poner en alquiler un piso de la manera más segura y correcta, y que no nos puedan sancionar por incumplir la normativa:

  • Debemos de ofrecer una vivienda en perfecto estado de habitabilidad y con el Certificado de Eficiencia Energética en regla, como ya os contamos en nuestro artículo anterior, de cómo alquilar un piso.
  • Hacer un contrato por escrito conforme la ley de arrendamientos urbanos, para que tanto el arrendatario y el inquilino estén protegidos, y no haya posibles problemas.
  • Poner un precio adecuado al alquiler. Para ello os recomendamos conocer la oferta de la zona, consultar portales inmobiliarios, y hacer una comparativa. Hay que tener en cuenta el estado de la vivienda, si está amueblada y la urgencia de alquiler que tengas, ya que se puede pedir más cuanto menos urgencia haya.

Alquilar piso con tranquilidad

Otros puntos a tener en cuenta a la hora de alquilar una vivienda

Existen algunos temas a tener en cuenta a la hora de alquilar la vivienda de forma segura, y que no debemos olvidar:

Qué gastos corren por cuenta del propietario

  • La comunidad de propietarios
  • El IBI o Impuesto de bienes Inmuebles
  • Las reparaciones necesarias para mantener la habitabilidad de la vivienda

Los desperfectos ocasionados por el inquilino por el uso diario y de poca cantidad son por cuenta del inquilino. Para este tema hay que ponerse de acuerdo ya que hay cierta ambiguedad, y aconsejamos ser razonables por ambas partes.

Duración del contrato de Alquiler

Según la normativa el inquilino tiene derecho a 5 años (7 si el arrendador es una persona jurídica). Si en el contrato se ha establecido menos tiempo, el alquiler será objeto de prórrogas automáticas hasta alcanzarlos, salvo que el inquilino comunique la no renovación del contrato.

Si cumplidos los 3 años, ninguna de las dos partes dice lo contrario, el contrato se amplía por un año más. Los avisos deben hacerse con 30 días de antelación respecto la fecha de vencimiento.

¿Se puede recuperar la vivienda antes?

Existen según la legislación actual, algunos supuestos por los que el arrendador puede recuperar su vivienda antes del tiempo estipulado en el contrato.

Dichos supuestos son:

  • Si el propietario necesita la vivienda para él.
  • Si el propietario necesita la vivienda para un familiar directo, es decir, primer grado de consanguineidad (padres e hijos)
  • Si el propietario necesita la vivienda para su ex pareja, siempre que haya una sentencia de divorcio o separación

Qué se puede hacer en caso de Impago

Como ya hemos señalado antes lo mejor es prevenir que curar, y blindarnos lo mejor posible con un buen servicio que nos garantice el cobro del alquiler y no vernos inmersos en este tipo de problemas.

Pero si no tenemos contratado ningún servicios de este tipo, debemos intentar llegar a un acuerdo, ya sea para poner fin al contrato o para continuar. La alternativa judicial debe llevarse a cabo mediante un desahucio judicial

La demanda de desahucio debe interponerse ante el juzgado correspondiente a la dirección de la vivienda y, una vez que le sea notificada, el inquilino tiene 10 días para pagar sin perder el alquiler. Pero PROPIETARIO SEGURO también tiene la solución para estos casos, con su servicio de Gestión de Impagos, donde podrás ahorrarte los costes judiciales ante un problema de morosidad en tu alquiler.

Sin lugar a dudas, ante la pregunta cómo alquilar un piso de forma segura y con tranquilidad, la respuesta mejor es con PROPIETARIO SEGURO.